Ejercicio reflexivo para fin de año

Ejercicio reflexivo para fin de año 

Cada año trae sus complejidades, pero siempre tenemos la oportunidad de rescatar muchas experiencias buenas y aprendizajes. Un excelente ejercicio de crecimiento personal antes de que el año finalice, es realizar una evaluación de lo aprendido y crecido, y una proyección de lo que deseamos el siguiente año.

El ejercicio que te propongo te ayudará a evaluar el año que ha transcurrido y a planificar el siguiente de manera consciente y reflexiva. Es un alto en el camino en un momento propicio para ver cómo hemos vivido ya que en la prisa de la vida no siempre tenemos esta valiosa oportunidad. 

El ejercicio consiste en lo siguiente: 

  • Tómate un día entero o medio día para reflexionar. Busca un lugar silencioso en la naturaleza ya sea solo o con tu pareja. Si decides ir con compañía, tendrán que darse el espacio cada uno para hacer el ejercicio en silencio.
  • Lleva una libreta, lápiz y todo lo que consideres necesario para realizar un largo ejercicio reflexivo.
  • Cuando llegues al lugar y te instales, prepara primeramente tu espíritu. Podrías meditar, orar, hacer ejercicios de respiración y relajación, tener una lectura reflexiva… Todo esto es un importante preámbulo para el ejercicio que harás. 
  • Parte I: Evalúa cómo fue tu 2021. Realiza el ejercicio separando lo personal, familiar y profesional. Podrías cuestionarte en cada faceta y escribir: ¿qué he ganado este año?, ¿qué he aprendido?, ¿qué logré? ¿qué se ha ido de mi vida?, ¿cuáles fueron los aspectos más retadores y que aprendí de estos? Te vas a impresionar de cuantas cosas has vivido. Tomarás consciencia que has crecido. Esta parte puede tomar una o dos horas. No hay un formato especifico.
  • Parte II: Traza tus metas y objetivos para el año 2022. Divide siempre en facetas (personal, familiar, profesional). Plantéate como deseas vivir el año entrante. A veces no sabemos lo que queremos porque estamos desconectados de nuestros anhelos. Haz un plan de acción: ¿qué deseo?, ¿cómo lo haré?, ¿cuándo lo haré?, ¿qué necesito para alcanzarlo?
  • Cuando finalices, agradece por todo lo que ha sido y será. Entrega a Dios/Universo tus planes. Observa en los próximos días como te sientes de cara a todo lo que has reflexionado.

No olvides que el fin de un año, aunque exista un cambio cronológico de fecha, es una continuidad de un eterno presente.

Muchas personas erróneamente esperan que el siguiente año sea mejor sin darse cuenta que no es el año el que debe cambiar sino nuestra actitud. 

Que tengas un excelente fin de año y que te llenes de esperanzas e ilusiones para empezar el 2022.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.