Gestiona tus miedos

Gestiona tus miedos

Perdemos oportunidades en la vida por los miedos que cargamos consciente o inconscientemente.  Tememos al fracaso, a amar, a confiar, a arriesgarnos, a aventurarnos… Para trabajar nuestros temores es importante entender que es el miedo, cuál es su origen y cómo nos está afectando.  

El miedo es una emoción natural provocada por una percepción de peligro o amenaza, ya sea real o imaginaria. Existe el miedo útil que aparece como una expresión preventiva o mecanismo de supervivencia. También encontramos el miedo paralizador que se manifiesta paralizándonos o bloqueándonos para hacer algo que quizás deseamos. 

Los miedos muchas veces tienen su origen en nuestra infancia y tienen que ver con las experiencias vividas o transmitidas por las personas que fueron nuestros referentes. 

En la vida cotidiana podrías observar todos los miedos que te surgen y así analizar cómo estos te afectan o limitan a vivir como quisieras.

Te dejo algunas pautas para gestionar tus temores:

  • Analiza tu miedo para manejarlo mejor: ¿Es real o imaginario?, ¿es útil o paralizador?, ¿qué es lo peor que me podría pasar? ¿cuál es la causa y desde cuándo lo tengo?, ¿qué consecuencia tiene en mi vida?, ¿cómo me hace sentir este miedo?, ¿estoy seguro de que es así?, ¿cómo sería mi vida sin ese miedo? Esta reflexión te va a dar luces y un impulso a querer trabajarlo y soltarlo de tu vida.
  • Trata de vivir mentalmente en el presente.  El miedo se encuentra mucho en el futuro a lo que pueda ocurrir.  No te preocupes por cosas que no han ocurrido y quizás nunca sucedan.  Piensa que, si se presentan situaciones difíciles más adelante, en ese justo momento sabrás cómo resolverlas. El miedo crecer en la medida que le damos peso en nuestra mente.
  • Enfréntate al miedo, acéptalo y no le huyas. Si le huyes no desaparecerá. Tememos a lo desconocido, por eso hay que empezar a conocer exponiéndote gradualmente a él. Si por ejemplo temes hablar en público, podrías empezar con una audiencia de 5 personas e ir paulatinamente exponiéndote a audiencias cada vez mayores hasta alcanzar tu meta de hablar en público.
  • Busca ayuda profesional. Si tu miedo es muy grande que se expresa en fobias, pesadillas, ataques de ansiedad o pánico busca a un experto de la salud mental para encontrar su raíz y trabajarlo desde ese espacio.

Siempre pregúntate desde donde emanas, si es desde el miedo o desde la confianza. El antídoto del miedo es el amor de modo que lo que podrá liberarte de este es el mismo amor que es Dios.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.