Libérate del Estrés y la Ansiedad

Libérate del Estrés y la Ansiedad

El ritmo del mundo moderno causa en la mayoría de las personas estrés y ansiedad. Los estímulos que recibimos desde afuera condicionan el estilo de vida y la forma de pensar del individuo. La sociedad nos impulsa a estar siempre ocupados, a asociar el éxito con múltiples ocupaciones, y a encontrar la realización y la felicidad afuera y no adentro de nosotros mismos. 

Lo anterior nos habla de ruido, actividad e intensidad, sin embargo, para liberarnos del estrés y la ansiedad necesitamos lo contrario. Requerimos quietud, serenidad y simplicidad de vida. Necesitamos descubrir que el bienestar está más en lo que somos que en lo que hacemos.

En este artículo sugiero cinco aspectos básicos que te pueden ayudar a gestionar tus niveles de estrés y ansiedad: 

  • Ejercita y relaja tu cuerpo. Para relajar tu cuerpo es importante elegir una disciplina física que te guste. Los ejercicios deberían energizarte y producir una sensación de bienestar y ligereza en lugar de desgaste y exhaustividad. Siempre que te ejercites no olvides hacerlo con una respiración lenta, profunda y pausada. 
  • Practica ejercicios de respiración. La respiración lenta, suave y rítmica puede ayudarnos a aquietar nuestra mente y cuerpo. Existen muchos ejercicios de respiración que pueden ayudarte a aliviar los síntomas del estrés. 
  • Suelta las emociones que te agobian. Retener emociones como el miedo, la tristeza, la ira, las preocupaciones, entre otras puede enfermarnos. Algunas técnicas de liberación emocional son el hablar de cómo nos sentimos, escribirlo, bailar, sentir y llorar, o cualquier ejercicio terapéutico guiado por un profesional.
  • Practica meditación o silencio.  Las prácticas de introspección como la meditación y el silencio son indicadas por profesionales de la salud mental en general como terapia, ya que científicamente se ha demostrado que mejora la calidad de vida física, mental y emocional del paciente.  Se puede realizar para el fin que uno desee, por ejemplo: encontrarse con uno mismo, encontrarse con Dios o disminuir el estrés y la ansiedad. Con estos ejercicios la mente se aquieta, los pensamientos disminuyen y nos inunda un estado de mayor serenidad.
  • Busca prácticas que te conecten con tu ser. Una manera de liberar el estrés y la ansiedad es teniendo prácticas que te ayuden a desconectarte del agobio cotidiano y te permitan estar atento y presente en lo que elijas hacer. Las practicas pueden ser cocinar, pintar, tocar un instrumento, leer, escribir, caminar, etc. Estas prácticas despiertan la creatividad, la fuerza y la motivación.

Dedícate un tiempo diario a solas.

Y así realizar estas prácticas por al menos por 30 minutos y verás como la calidad de tu vida mejora significativamente.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.