Rompiendo el hábito de pensar demasiado

Rompiendo el hábito de pensar demasiado

La mayoría de las personas tienden a pensar mucho durante todo el día y parte de la noche analizando, juzgando, interpretando, concluyendo lo que ven, perciben o escuchan. Se dice que tenemos alrededor de 60,000 pensamientos por día, desafortunadamente la mayoría negativos. Existe una tendencia a quedarnos enganchados en un sólo pensamiento, ese que “rumiamos” y nos produce frustración, miedo u otras emociones que pueden enfermarnos.  

Pensar no es malo. Lo perjudicial es la tendencia a pensar mucho y darle vueltas a las cosas negativamente hasta distorsionarlas. Un pensamiento o pequeña idea puede pasar a generar más y más preguntas, generando otros pensamientos negativos que se expanden, crecen y acaban por apoderarse de nuestra mente. Algo que era pequeño puede hacerse grande a causa de nuestra manera de pensar.

Los pensamientos provocan en nosotros una emoción y la emoción una acción – pienso-siento-actúo. Por tanto, es indispensable cultivar pensamientos positivos y sanos para que se concreticen en acciones positivas y eventualmente en hábitos positivos para nuestra vida.

¿Cómo dejar de pensar demasiado?

  • Vivir en el presente con atención plena. Poné todos tus sentidos y pensamientos en aquello que estés haciendo en el momento presente y no en lo que pasó o pueda suceder.
  • Respira profundamente -primer paso para la desconexión-. Al inhalar introduces ese aire que limpiará tú mente de ese pensamiento, y al exhalar imagina como los expulsas y dejas tú mente limpia.
  • Buscá actividades que te distraigan y te hagan salir del círculo mental en que estás.
  • No permitás que los pensamientos te dominen. Desidentifícate de tus pensamientos: “no soy mis pensamientos”. Convertíte en un observador externo de tus propios pensamientos y pregúntate: ¿realmente este pensamiento me está ayudando?
  • Intenta hacer silencio o meditación. Busca un lugar silencioso, sentáte cómodamente con la espalda recta y las manos sobre las piernas. Con los ojos cerrados y de manera sutil y lenta contá mentalmente tus respiraciones o repetí suavemente una palabra que te ayude a centrarte, por ejemplo: “paz”.  Podes hacerlo durante 10 o más minutos.
  • Repetí afirmaciones que te ayuden a soltar el pensamiento que te causa molestia. Si por ejemplo te preocupa mucho tu salud, podrías afirmar: “soy bendecido con salud”. Sustituís la afirmación por el pensamiento de preocupación. 
  • Simplifícate. No siempre las causas de tus problemas son complicadas.  A veces sólo estamos cansados o vulnerables. No sobre analices la situación que te ocasiona mucho pensamiento.

Recuerda:

Cuando estés en un nudo mental repetíte mentalmente “se va solucionar”. No malgastés energía pensando tanto. Hacé un repaso a todas estas alternativas aquí expuestas y practicá las que te vengan mejor.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alcanza
tranquilidad,
sueño reparador
y bienestar
emocional

Curso Libérate del Estrés,
Insomnio y Agobio Emocional

4
Videos

3
Talleres

5
Horas

Selecciona una opción de pago:




Realiza tu pago directamente en nuestra cuenta bancaria:

Cuenta BAC dólares: 36186 1255

A nombre de: Nadia Vado

Por favor, usa el número del pedido como referencia de pago. Tu pedido no se procesará hasta que se haya recibido el importe en nuestra cuenta.

¿Qué aprenderás?

En este curso aprenderás a gestionar el estrés, la ansiedad, el insomnio y el agobio emocional. Lo haremos a través de tres talleres diferentes que son 50% teóricos y 50% prácticos. Comprenderás que causa tus malestares y como poder gestionarlos. Así mismo, aprenderás prácticas, herramientas y técnicas de bienestar que ayudarán a fortalecer tu salud integral

Son más de cinco horas grabadas entre los tres talleres acompañadas de una hoja de ejercicios prácticos concada uno de ellos

US 32700

US 7700

× ¿Cómo puedo ayudarte?